Inicio / Novedades / Suiza: Los estudiantes musulmanes deben estrechar la mano del profesor

Suiza: Los estudiantes musulmanes deben estrechar la mano del profesor

Los estudiantes musulmanes en Suiza deben dar la mano a su profesor al principio y al final de las clases, según ha dictaminado una autoridad regional.

Se ha concedido una polémica exención de la tradición a dos hermanos adolescentes cuya interpretación del Corán les impide tocar a un miembro del sexo opuesto.

Si continúan negándose, sus padres podrían ser multados.

La autoridad regional dijo que los maestros “tienen el derecho” de exigir apretones de manos.

Estrechar la mano de los profesores como signo de respeto es una larga tradición en Suiza.

Cuando el mes pasado se supo que una escuela media había permitido a dos hermanos sirios de 14 y 15 años evitar la tradición debido a sus creencias religiosas, se desató una controversia nacional.

Los muchachos, cuyo padre es un imán, dijeron que su fe no les permitía estrechar la mano de una mujer que no era pariente suyo.

La Ministra de Justicia Simonetta Sommaruga dijo en la televisión que “dar la mano es parte de nuestra cultura”.

Hay unos 350.000 musulmanes en Suiza, que tiene una población de ocho millones.

Algunos grupos musulmanes suizos dijeron que no había justificación religiosa para negarse a estrechar la mano de una profesora e instaron a los suizos a no ceder a las exigencias extremistas. Pero una organización islámica dijo que un apretón de manos entre hombres y mujeres estaba prohibido.

El proceso de ciudadanía de la familia se detuvo y la oficina de migración de Basilea dijo que buscaba más información sobre las circunstancias en las que se aprobó la solicitud de asilo del padre del niño.

La escuela, en la pequeña ciudad norteña de Therwil, había tratado de encontrar un compromiso en el asunto decidiendo que los chicos no debían estrechar la mano de los maestros o maestras.

Más tarde, después de una considerable atención mediática, la escuela se dirigió a las autoridades regionales para resolver el asunto.

Las autoridades dijeron en una declaración el miércoles que “el interés público en relación con la igualdad de género así como la integración de los extranjeros supera con creces el relativo a la libertad de creencia de los estudiantes”.

La escuela dijo que estaba “aliviada” por el fallo y que ahora había “claridad sobre cómo proceder”.

En el futuro, los padres o tutores de los alumnos del cantón septentrional de Basilea-País podrían ser sancionados con multas de hasta 5.000 francos suizos (3.400 libras esterlinas; 5.000 dólares de los EE.UU.; 4.500 euros) si los alumnos se niegan a estrechar la mano de un profesor.

Los muchachos dijeron a los medios de comunicación suizos (en alemán) que “nadie podía obligarles” a estrechar la mano de una mujer, y que “no podían simplemente borrar su cultura como si fuera un disco duro”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *